Martes 04 de noviembre de 2008

Los responsables del modelo sanitario en España se están replanteando su funcionamiento. La atención sanitaria dirigida al paciente crónico necesita una revisión para hacer más efectiva la prestación del servicio, optimizar los recursos de la sanidad e incluso reducir el gasto, pero más aún, para mejorar la calidad de vida de los pacientes crónicos que suponen un tercio de la población. La próxima semana Toledo acogerá un evento de especial relevancia, se celebra el Primer Congreso Nacional de atención Sanitaria al Paciente Crónico donde, por primera vez en España, expertos de distintos ámbitos van a abordar uno de los principales retos de los sistemas sanitarios públicos y privados de todo el mundo. El 80 % de las consultas de Atención Primaria y el 60 % de los ingresos hospitalarios corresponden a pacientes con alguna enfermedad crónica –respiratorias, cardíacas, diabetes, etc.-, unas cifras que se podrían reducir considerablemente con un cambio de modelo en el servicio. El presidente del Comité Organizador de este Congreso y Jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Virgen de la Salud, el Doctor José Conde, ha manifestado que el modelo vigente no responde de manera adecuada a las necesidades de los pacientes, una afirmación que incide en la experiencia de pacientes crónicos que necesitan atención de distintos especialistas –a veces cinco o más-, y deambulan por los hospitales desorganizados, desinformados y desempeñando un rol que no les corresponde, el de mensajeros que trasladan a esos especialistas lo que cada uno de ellos les ha indicado. Cuando un paciente es crónico, no sólo se aqueja de una dolencia, sino que lo habitual es que presente un cuadro clínico más complejo por lo que se le requiere muchas veces en la consulta. Una de las claves que se debatirán en este Congreso es la posibilidad de que el paciente no acuda muchas veces al médico, sino una y que le vean todos los médicos en esa vez, así se ahorrará tiempo, molestias y costes al paciente, además qué duda cabe, de favorecer una visión más generalizada del problema al contar con una comunicación directa entre los especialistas implicados. Rafael Bengoa, Director del Observatorio Kroniker plantea una reorganización del sistema sanitario para dar mayor presencia al paciente. En este reto deben ser las administraciones las que apuesten por la mejora del servicio que implicará un cambio de mentalidad en los profesionales: ir de lo concreto a lo general. Aún no se ha cuantificado pero es más que probable que, a largo plazo, estos cambios organizativos y culturales redunden además de en una asistencia más efectiva, en una optimización de los recursos sanitarios con una clara incidencia en el gasto y es que, hablar de un paciente crónico es hablar de un gasto muy dilatado.

Publicado en el diario Negocio

Anuncios