Pues sí, nos viene al pelo el nombre del programa de la televisión vasca, y es que no nos da tiempo casi ni a coger aire mientras se suceden los sobresaltos. ¿Que exagero? Lean. Empezamos la semana con la huelga en el Metro de Madrid, caos absoluto y los titulares se suceden del tipo Huelga salvaje o Madrid es una ratonera. Vivimos en plena tensión el martes hasta que la selección española consigue la victoria frente a Portugal, vamos, que el corazón casi se nos sale del pecho. Y al Tribunal Constitucional se le ocurre dictar sentencia sobre el Estatuto catalán, ya saben, España se rompe. El miércoles Castilla-La Mancha es el centro de atención, primero con una manifestación de más de 4.000 delegados sindicales, de UGT y CCOO, para intentar poner freno a la reforma laboral, qué gritos. Y después nos fuimos a dormir con la Caja Castilla-La Mancha fusionada, absorbida, desmantelada, como ustedes quieran, en medio de la polémica por los tres votos “populares” en contra y una estrategia a la que aún no se le ha encontrado sentido, para no dormir. Llega el jueves y sube el IVA, pero es que además ese día vencen los préstamos del Banco Central Europeo y los bancos de la UE tienen que devolver 442.240 millones de euros antes de que expire el plazo, imagínense el pánico, todos echando mano al bolsillo, ricos y pobres ojo, por lo que pueda pasar. Ya ven, otro “jueves negro”. Y que, en este ambiente, venga la tercera agencia de calificación en discordia, Moody’s, y nos rebaje la calidad de la deuda, sálvese quien pueda. Pero no se levanten que aún queda el viernes: los datos del paro. Ya estábamos todos temblando. Menos mal que fueron algo positivos, aunque ya estamos con los mensajes de prudencia, no echemos las campanas al vuelo que la liamos. Pero la semana no ha terminado, no hasta mañana que esta noche toca partido de la selección, otra vez, para jugarse el pase a semifinales del Mundial de Sudáfrica, yo ya me estoy subiendo por las paredes. ¿A que ahora no les parece que exagero tanto? Menos mal que al séptimo día descansó. Esperemos que también lo haga la actualidad. Qué estrés.

Publicado en La Tribuna de Toledo

Anuncios