Reconozco que aquí hay cosas que se me escapan. Pero hay otras que no. Vale que se le quiera llamar un apoyo financiero para la banca en vez de un #rescate, que es sólo para la banca y no para el país. Vale que esto no implique mayores esfuerzos para la sociedad española, sino condiciones a la banca. Condiciones que según las declaraciones del ministro Luis de Guindos, serán mejores que las que existen en el mercado en estos momentos, y estoy citando frases literales que ha pronunciado el ministro durante su intervención de hoy. Que son 100.000 millones de euros como máximo, como tope, que vale. Nos dijeron que habría que hacer sacrificios para no afectar y mantener los servicios sociales básicos. Se tocaron los servicios sociales básicos para no llegar a un rescate del país. Se ha rescatado la banca del país, y será para que no se llegue a una intervención definitiva de España. Temo el siguiente episodio. El caso es que hoy, el día de hoy, ha sido el más importante informativamente hablando para el Gobierno de Mariano Rajoy, ha sido el más importante económicamente hablante, financieramente y seguro que socialmente. Era el día más importante y Mariano Rajoy no ha sido el que ha informado de estos asuntos. Vale que no es miembro del Eurogrupo, y Guindos sí. Pero sí es el presidente del país que ha estado en el punto de mira, el presidente de un país que tiene a la sociedad molesta por las reformas, recortes, ajustes o como lo quieran llamar. El presidente de un país al que están dispuesto a dar 100.000 millones de euros nada menos. Es el presidente que todo ciudadano hubiera deseado ver explicando qué está pasando…

Anuncios