Etiquetas

, , , , , , , , ,

El otro día un amigo me dijo que se acababa de quedar en paro, -sí, esto no para-. Y al momento se preguntó: “¿Qué podría montar?”. En un primer momento vi valor, pero enseguida aprecié un problema.

Se nos está invitando, a los jóvenes o a los que se están quedando sin trabajo, a apostar por el autoempleo como la mejor fórmula para salir de esta crisis. Pero es que también se nos está haciendo creer que cualquiera puede montar un negocio, una empresa, crear un producto, desarrollar una idea.

La Ley de Emprendedores de Castilla-La Manchase supone que anima a tomar este camino profesional y las entidades bancarias de la región se han puesto a trabajar en este modelo para facilitar la financiación y puesta en marcha. Recuerdo la teoría del director de la prestigiosa revista tecnológica Wired que hablaba de que la sociedad se estaba alejando del consumo en masa de uno o pocos productos, y pasaba a la del consumo en millones de nichos.

Chris Anderson se llama él y la ‘La larga cola’ su teoría, porque representa en una gráfica cómo al principio aparecen pocos productos pero muy consumidos, y continua una larga cola de millones de productos pero que no alcanzan a la masa social, sino a grupos pequeños de consumidores que se interesan por cosas muy concretas. Una gran teoría sin duda pero, ¿es infinita esa cola?

Conociendo las intenciones de mi amigo me pregunté que si todos optásemos por el autoempleo, probablemente no haya mercado para todos. Un producto un consumidor, vale, ¿pero eso es viable? Si cada uno de nosotros monta una empresa, al final ¿quién consume? ¿Yo lo tuyo y tu lo mío? ¿Y quién contrata? No quiero desanimar a los emprendedores, ni a los que tienen una gran idea en la cabeza y necesitan todas las facilidades para desarrollarla. Pero no toda la solución está en el autoempleo. Porque si nos dicen que lo mejor es montar algo, si nos hacen creer que podemos llevarlo a cabo, si los bancos nos dan todas las facilidades y el Gobierno nos empuja a ello, veo demasiadas similitudes con lo que nos ha pasado con las viviendas. Atención a esta fiebre emprendedora, no vaya a ser que estemos alimentando una nueva burbuja.

Publicado en Diario Crítico de Castilla-La Mancha el 08/11/2012

Diario Crítico de Castilla-La Mancha

Anuncios