Etiquetas

, , , , , , , ,

La realidad impide aún ser optimistas en cuanto a la economía de Castilla-La Mancha. La ponencia que ofreció el departamento de Estudios Financieros del BBVA junto a la Asociación regional de Autónomos en Toledo (ATA), intentó mantener el ánimo en un futuro no muy lejano pero con un argumento conformista, estamos menos mal que el año pasado, y el que viene no estaremos peor. Y puede que sea cierto, 2012 ha necesitado hacer menos recortes y ajustes de los que se hicieron en 2011, y “la economía caerá menos en 2013 de lo que ha caído en 2012” aseguró el responsable de este departamento de Estudios, Félix Flores. Pero caerá. ¿Por qué? Porque seguimos presentando fuertes debilidades que lastran esa recuperación aún lejana.

Entre ellas, el gran endeudamiento que existe aún entre empresas, familias e instituciones, aunque marcha bien el proceso de desapalancamiento, dijo Flores. Claro, ya no se conceden hipotecas porque no se compran viviendas y las que hay se van pagando o arrebatando. Además, la financiación a empresas sigue siendo residual. Según los recientes datos -provisionales- del Banco de España, el crédito a las empresas descendió un 6,8 por ciento en el mes de octubre en España.

Otra de las debilidades es aún el enorme stock de vivienda nueva que hay sin vender. Castilla-La Mancha ocupa el tercer lugar de las comunidades con un 6 por ciento de estas viviendas cogiendo polvo.

Y hay más debilidades, pero me salto muchas para caer en una demoledora. Si durante décadas, como se dijo en esta conferencia, hemos “descuidado la productividad”, nuestra región además presenta un claro “déficit de capital humano”, señaló el responsable del BBVA. Un bajísimo nivel educativo que nos impide desarrollar un actividad rentable y productiva.

Pero bueno, en este informe sobre la “Situación y Perspectivas de la economía en España y Castilla-La Mancha” que presentó Flores junto a la presidenta regional de ATA, Rosario Moreno Opo, también se quiso apuntar algún motivo para la esperanza. Sabiendo ya que nuestras tareas se tienen que centrar en reducir el déficit con un menor endeudamiento, mejorar la competitividad trabajando más por menos, estudiar más para tener más ideas o acabar con el parque de viviendas; el futuro pasa por aprovechar la situación geográfica de la región para potenciar las infraestructuras y sacarle partido al sector logístico. Bien, eso se lleva escuchando en esta región años: tierra de paso, puerto seco, transporte de mercancías, ferrocarril adaptado, nodos, etc. Sí, y aún no se ha conseguido.

También se propuso como vía de escape la mejora de las exportaciones, pero claro, no todos pueden exportar. No todos tienen productos atractivos para el exterior ni capacidad para sacarlos: sólo el 1 por ciento de las empresas con mayor volumen de exportaciones en España suponen el 67 por ciento del total de lo que se vende fuera. Y así casi con todo. Sin embargo no se habló, al menos en la ponencia, del enorme potencial del turismo en Castilla-La Mancha, ya que contamos con dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, muy buenas infraestructuras turísticas y alojamientos extraordinarios. Aunque a veces no lo sepamos explotar debidamente. Y tampoco se aclaró lo de potenciar la demanda interna y mejorar el consumo, aunque se preguntó.

En fin, que evidentemente, para los autónomos allí presentes, ni las luces largas llegaban a alumbrar el final del túnel. Una pregunta de una responsable del sector, empresaria y autónoma, nos devolvió a la realidad de inmediato: “¿Cuánto más tenemos que soportar esto?”. “Hasta 2014 no habrá crecimiento”, fue la respuesta.

Publicado en Diario Crítico de Castilla-La Mancha el 04/12/2012

Diario Crítico de Castilla-La Mancha

Anuncios