Etiquetas

, , , , ,

Llámenme lo que quieran pero estoy seguro de que el anuncio que han retirado esta semana por ofensivo, o como dijo Comisiones Obreras, porque pretendía establecer “una relación de servidumbre”, hubiera sido aceptado por más de uno. Antes de seguir, el anuncio colgado en una web decía: “Se busca varón de entre 20 a 40 años para realizar trabajos, ayudar a cuidar animales. Persona seria, responsable y con buenos hábitos. Imprescindible conocimientos en construcción y electricidad […] a cambio de alojamiento y manutención […] y posibilidad de sueldo en el futuro”.

Anuncio retirado

Créanme que aunque suene a medieval este tipo de trabajos aún se da, se oferta y se demanda en nuestro país, como los guardeses. Y una oferta como la retirada que ofrecía ese trabajo para una finca de Guadalajara, hubiera sido atractiva para más de uno. Y pienso en el bautizado en Toledo como el Hombre de Palo, Ignacio, que tras haber trabajado toda su vida, se encuentra con 50 años pidiendo en la calle, avergonzado tras un libro, sólo para poder pagar la pensión donde duerme. ¿Creen que no hubiera aceptado el trabajo? O el joven, de unos 30 años, con el que me crucé no hace mucho en Madrid, igual de bien vestido, educado y aseado que Ignacio, también pidiendo pero esta vez no detrás de un libro, sino detrás de su mano que le tapaba la cara porque estaba llorando. ¿Creen que no habría aceptado el trabajo?

Esta semana también hemos conocido, a través de la Policía, el alarmante aumento de denuncias falsas para cobrar los seguros. Sí, esto también ha existido. Pero ahora es la única forma de tener algún dinero para muchas familias, para pagar deudas, para que no les echen de sus casas, para comer…

Y luego nos extrañamos de que se produzca el cobro fraudulento de las ayudas a la Dependencia de “varios miles de personas que cobraban sin la posesión del título”, como denunció el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz.

Entiéndanme, no quiero hacer apología de la servidumbre, del trabajo precario o del fraude a los seguros ni a la administración. Lo que lamento es que se hayan dado las condiciones para que alguien no tenga pudor en ofrecer un puesto de trabajo así, y peor, que haya gente en condiciones de aceptarlo de buena gana.

Publicado en Diario Crítico de Castilla-La Mancha el 09/03/2013

Diario Crítico de Castilla-La Mancha

Anuncios