Etiquetas

, , , , , ,

No hemos llegado ni al ecuador de esta legislatura y ya tenemos candidato de uno de los partidos a las elecciones autonómicas de 2015. Ya ni se juega con el factor sorpresa. ¿Qué fue de aquellos golpes de efecto que se reservaban para el final de la peli? Esos golpes de efecto quedarán para cuando se desvelen las listas me temo. Se quiere parecer a lo que ocurre todos los años cuando se acercan -es un decir lo de que se acercan- las fiestas navideñas y nos tiramos casi tres meses escuchando y cantando villancicos por todas partes.

Ha sido el Partido Popular el que ha dado un paso adelante, y más concretamente la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la que ha anunciado ya que se presentará en los próximos comicios para repetir en el cargo. ¡Y faltan más de dos años!

En cambio, en el Partido Socialista, su secretario regional Emiliano García-Page vaticina cambios importantes en sus filas. Los habrá seguro porque de aquí a dos años tiene que llover aún, pero es que además, y como bien citaba el propio García-Page, lo reclama la política y sobre todo la sociedad. Es verdad que no puede ser que, con la que nos está cayendo todo siga igual dentro de dos años, por unos y por otros.

Vale que en privado, en sus despachos, estén trabajando ya las estrategias, los nombres, los movimientos y las sillas para las próximas elecciones de 2015, pero anunciar desde ya la contienda le quita gracia al asunto. A menos que se quiera que la ciudadanía medite reposadamente su decisión, con tiempo vamos. Y mucho me temo que ese cálculo, con el tiempo, se vuelva en contra de las previsiones de los estrategas.

Por otro lado, el PP acusa al alcalde de Toledo de pasar poco tiempo en la ciudad que rige, y le exige incluso que pase uno de cada quince días en la capital regional. ¿Tendrán dudas de que vaya a ser el candidato a la Comunidad? ¿A quién propondría entonces para la ciudad? ¿Tendrá un hueco reservado en Madrid?

En fin, que de aquí a 2015 falta mucho. Mucho tiempo, mucho que especular, mucha tinta que gastar -bueno ya no tanta, más bien mucha tecla que pulsar-, y muchas hipótesis que barajar. El anuncio de Cospedal no ha hecho sino desvelar a uno de los protagonistas. Ahora falta que aparezca el cuerpo, el mayordomo, el cuchillo, la habitación escondida, el huésped inesperado, la sangre -que llegará-, la máscara, el enigma del cuadro, el escalón que cruje… En fin, que tomen asiento y pónganse cómodos porque esto no ha hecho más que empezar. Disfruten de la peli.

Publicado en Diario Crítico de Castilla-La Mancha el 15/03/2013

Diario Crítico de Castilla-La Mancha

Anuncios